TIEMPO DE ADVIENTO

En este tiempo, alegre y penitencial, se recuerda la primera venida del Hijo de Dios a los hombres y se espera, a la vez, su segunda venida al final de los tiempos.

Corona de Adviento.

Sus luces nos recuerdan que Jesucristo es la luz del mundo. Los cuatro cirios deben significar nuestra gradual preparación para recibir la luz de la Navidad.

¡Ven, Señor!